(321) 235-6230 info@dnfmc.com

Orlando, Fla. — Existen diferentes tipos de cáncer en la piel, uno sobre el cual escuchamos más a menudo es el melanoma. Otros tipos de cáncer del piel no del tipo melanoma lo son el carcinoma basocelular y el carcinoma de células escamosas. Ambos son comunes y casi siempre curados cuando son detectados y tratados en etapas tempranas.

Las personas que han padecido de cáncer en la piel al menos una vez,  se encuentran en mayor riesgo de contraerlo nuevamente; por esa razón deben ser evaluados por su médico al menos una vez al año.

Si usted nota algún tipo de crecimiento, manchas inusuales, lunares o lesiones, debe consultar a su médico. Si tiene lunares o pecas en la piel, usted se dará cuenta que muchos lunares lucen similares.  Si nota alguno que marque alguna diferencia, esto debe ser considerado una bandera roja.

Una forma fácil de identificar aquellos que deben ser considerados un motivo de preocupación, es aprender sus características, y asociarlas con el alfabeto. En otras palabras, aprenda su A-B-C-D-E.

Asimetría- cuando la forma de una de las mitades de su lunar no luce como la otra.

Borde- si los bordes son de forma irregular esto podría ser una señal de melanoma.

Color- Si sus lunares son de un solo color, eso es considerado normal, pero un lunar con más de un color que sea bronceado, negro, azul, blanco or rojo, es sospechoso.

Diámetro- Un lunar es sospechoso si su diámetro es más grande que la goma de borrar de un lápiz.

Evolución- Si su lunar se está encogiendo, poniéndose más grande, cambiando de color, comienza a picar o sangrar debe ver a su médico. Las lesiones de melanoma usualmente  cambian de tamaño y forma rápidamente.

Algunos cambios pueden no ser tan dañinos al momento, pero pueden convertirse en cáncer según pasa el tiempo. La buena noticia es que cuando el cáncer de la piel es detectado y tratado a tiempo éste puede ser curado. Un lugar común donde se aloja el melanoma en los hombres es en la espalda, y en las mujeres, la parte baja de sus piernas.

De acuerdo con las estadísticas, entre un 40% y un 50% de las personas con piel clara desarrollarán cáncer en la piel luego de cumplir los 65 años de edad. Si used se encuentra un lunar o mancha que posee las características A-B-C-D-E del melanoma — o se vuelva doloroso, con picor o escamoso, que no sane o cicatrice o que tenga roja el area alrededor del lunar, vea a su médico. Su doctor querrá remover un muestra de tejido para realizarle una biopsia. Si resulta ser cancerosa, el lunar y el area alrededor debe ser removido y cosido para cerrar la herida.  Algún tratamiento adicional podría ser necesario.

La exposisión al sol es la causa principal de cáncer en la piel. Pero esto no explica su desarrollo en pieles que no son expuestas al sol de forma rutinaria.

Resulta que algunos radicales ambientales, tratamientos de radiación y hasta factores hereditarios pueden tener un rol en sus causas.

Algunos factores de riesgo incluyen:

  • Piel u ojos de color claro
  • Abundancia de lunares grandes y de forma irregular
  • Historial familiar de cáncer en la piel
  • Historial de exposición excesiva al sol y quemaduras
  • Vivir en lugares altos o en lugares de sol todo el año
  • Haber recibido tratamientos de radiación

De acuerdo con el Centro Nacional de Información Biotecnológica basado en data de la Sociedad Americana del Cáncer, el estado de la Florida tiene la segunda más alta incidencia de melanoma en los Estados Unidos, con un estimado de 5,260 casos nuevos en el 2011. Más de 600 residentes de la Florida mueren de melanoma cada año; desde el 1975 el número de muertes entre residentes mayores de los 50 años de edad casi se duplica.

Recuerde siempre, aprenda su ABCDE y si se encuentra algo sospechoso consulte a su médico.  La detección temprana es clave en el éxito de su tratamiento.

Share This

Share this post with your friends!