(321) 235-6230 info@dnfmc.com

ORLANDO, Fla. —En caso de que no sepas aún, existen cuatro tipos de: A, B, AB, y O. Tu tipo de sangre es determinado por la presencia de una pequeña partícula de proteína llamada antígeno en la superficie del glóbulo rojo. Dependiendo de qué tipo de antígeno esté presente en tu sangre, será el tipo de sangre que posees en el cuerpo.  Si  tienes el antígeno A, tu tipo de sangre es A; el antígeno B te da el tipo de sangre B. Si tienes ambos antígenos A y B, entonces tu tipo de sangre es AB. Sin embargo, si tu sangre no contiene antígenos, pues tu tipo de sangre es O. ¿Interesante verdad?

El factor Rh es otro tipo de antígeno. Si resulta que lo tienes en tus glóbulos rojos, significa que tienes un tipo de sangre positivo. Si no lo tienes, entonces tu tipo de sangre es negativo.

Por ejemplo, si tienes el antígeno A en la sangre y el factor Rh, tu tipo de sangre es A positivo. Si tienes el antígeno B, pero tu sangre no tiene el factor Rh, pues tu sangre es entonces B negativo.

Conocer tu tipo de sangre no solamente es fácil a través de una simple prueba de laboratorio, sino que puede ser muy útil en caso de necesitar alguna transfusión de sangre, o consideres donar a alguien que necesite, especialmente en una situación de vida-o-muerte cuando ese tipo de sangre escasea.

Las personas con tipo de sangre O tienen menor riesgo de padecer afecciones cardiacas. La sangre de tipo O es la más común en los Estados Unidos, ya que un 43% de la población lo posee. Ahora, si tienes el tipo de sangre AB, debes saber que éste es el tipo más raro en América ya que menos de un 10% de la población lo tiene — y debes saber que te encuentras en mayor riesgo de tener algún padecimiento del corazón al compararlo con los demás tipos de sangre.

Los problemas de memoria están mayormente asociados al tipo de sangre AB, Memory problems are mostly associated to blood type AB,  y la población que posee este tipo de sangre se encuentran más propensos a tener problemas de salud vinculados con la demencia. Las personas con el tipo de sangre O tienen menos riesgo.

El tipo de sangre O-negativo es el llamado donante universal, porque es compatible con cualquier tipo de sangre. Idealmente, en caso de una transfusión usted debe tratar de conseguir su mismo tipo de sangre, pero en caso de una emergencia, el tipo O negativo podría ser utilizado. Eso es así porque este tipo de sangre no contiene ningún tipo de antígenosA, B, o Rh — que produzcan que su sistema lo rechace. Solo un 7% de las personas en los Estados Unidos, se conoce que tengan este tipo de sangre O-negativo.

El tipo de sangre AB-positivo es llamado el recipiente universal,  porque una persona que lo tenga puede recibir donaciones de sangre de cualquier otra persona, ya que su sangre contiene todos los antígenos— A, B, y Rh. Debes saber que si este es tu tipo de sangre, tu cuerpo va a reconocer cualquier otro tipo de sangre como la suya propia.

 

DNF Medical Centers

¿Aprendiste algo hoy? Mantente conectado a nosotros para más temas de interés para ayudarte a mantenerte al día con consejos para conservar tu buen estado físico.

Share This

Share this post with your friends!