(321) 235-6230 info@dnfmc.com

Orlando, Fla.— El verano comienza oficialmente el 21 de junio, aunque para nosotros en la Florida, hace ratito ya está presente. Probablemente has escuchado en las noticias el énfasis que le dan al llamado índice de calor.

Los noticieros nos mantienen bien informados diariamente y por una buena razón. Uno de los riesgos de  salud relacionados a un alto índice de calor es un golpe de calor o insolación.

 Los riesgos de enfermedades relacionados al calor aumentan en línea con el índice de calor, este por encima de los 90 grados.

El índice de calor es calculado como la medida de cómo se siente la combinación de la temperatura del aire con la humedad. Una humedad mayor de 60% puede obstruir la evaporación de sudor, y hacer a su vez que tu cuerpo tenga mayor dificultad para enfriarse a si mismo, y por eso se convierte en un riesgo para tu salud. Durante las olas de calor, debes estar particularmente atento al índice de calor y tratar lo más posible de quedarte dentro de alguna estructura que te mantenga protegido de la exposición directa al sol, ya que un evento como este puede aumentar tu índice de calor algunos 15 grados adicionales.

Para darte una idea de cuán peligroso podría ser, un golpe de calor puede causar daños al cerebro y a otros órganos internos.

LAS PERSONAS MAYORES DE LOS 50 ESTAN EN MAYOR RIESGO debido a que su habilidad para ajustarse al calor es más lenta de la de otras personas (con excepción de los niños, quienes también están en mayor riesgo por la misma razón) — Podrías ir sintiendo calambres por calor, desmayo o agotamiento por calor, progresivamente —pero también podrías experimentar una insolación o golpe de calor, aunque no se presente ninguna de éstas señales. Si tu cuerpo ha alcanzado una temperature de 104 grados, podrías comenzar a sentir algunos de los síntomas más comunes, que incluyen: náusea, convulsiones, confusión, desorientación y algunas veces pérdida de conocimiento, desmayos o coma.

Otros síntomas podrían incluir:

  • Dolor de cabeza que palpita
  • Mareos y sensación de la cabeza ligera
  • Falta de sudación a pesar del calor
  • Piel roja, caliente y seca
  • Debilidad muscular o calambres
  • Náusea y vómitos
  • Pulso rápido, que podría ser fuerte o débil
  • Respiración rápida y poco profunda

Insolación y Cuidados

Una exposición prolongada a altas temperaturas, combinada con deshidratación, puede hacer que el sistema de control de temperatura de tu cuerpo colapse, y cause un golpe de calor.

¿Qué puedes hacer para prevenirlo?

  • Cuando las temperaturas estén muy altas, debes vestirte con ropa de colores claros, ligera y suelta.
  • Tratar de mantenerse dentro de estructuras con aire acondicionado de ser posible.
  • Practicar tus actividades afuera durante las horas más frescas del día, ya sea durante la mañana o el atardecer.
  • Evitar la deshidratación tomando al menos ocho vasos de agua y suficientes líquidos durante el curso del día.
  • Cuidar tu piel utilizando un bloqueador de rayos solares con un factor de protección de más de 30.
  • Evitar fluidos que contengan cafeína o alcohol, los cuales en vez de hidratar, pueden tener el efecto contrario.
  • Hablar con tu médico de cabecera sobre si tus condiciones de salud y medicamentos actuales afectan tu habilidad de sobrepasar los efectos de la humedad y calor extremo.

Si sospechas que alguien está sufriendo un golpe de calor debes llamar inmediatamente al 9-1-1 o transportarlo directamente al hospital.

En casos como este una demora podría ser fatal. No use hielo en pacientes mayores, niños o personas que padecen condiciones crónicas quienes estén sufriendo el golpe de calor debido a ejercicio vigoroso ya que podría resultar peligroso.

Share This

Share this post with your friends!